La historia del ‘Estafador de Tinder’ colombiano: el ‘galán’ que engaña mujeres desde una cárcel de Florencia

La historia del ‘Estafador de Tinder’ colombiano: el ‘galán’ que engaña mujeres desde una cárcel de Florencia

A través de Twitter se viralizó la historia de una mujer que estuvo cerca de caer en la trampa de un sujeto que se hacía pasar por un ganadero antioqueño

Mucho revuelo ha causado en el mundo el documental ‘El estafador de Tinder’, que relata el caso de Simon Leviev, un sujeto que se hacía pasar por un magnate para seducir a mujeres y, posteriormente, robarlas mediante engaños.

Dicha historia ha servido para que en redes sociales decenas de usuarios destaparan casos similares al mostrado en la producción de Netflix, y aunque parezca poco creíble, existen varias versiones de Leviev pero que hablan español y ganan en pesos: efectivamente, hay ‘estafadores de Tinder’ colombianos.

A través de Twitter, Carolina, quien se identifica con el usuario @HIADA denunció que un hombre acudió a la misma técnica del estafador israelí. El sujeto, identificado como ‘Juan Fernando’, no le alcanzó a robar dinero a la mujer, pero sí le hizo “perder la dignidad”.

En principio, la víctima relató que todo empezó como cualquier otra interacción a través de esta aplicación: ambos hicieron ‘match’ y posteriormente pasaron a hablar por WhatsApp; incluso, el sujeto la llamaba todas las noches y esa dinámica duró dos semanas. Asimismo, tenía detalles típicos como el saludo de buenos días en las primeras horas de la mañana. Hasta que un día, él le propuso tener un encuentro presencial.

Durante el trayecto, ‘Juan Fernando’ le dijo que por un retén del Ejército estaba inmovilizado, y fue allí cuando ella empezó a sospechar que en realidad este hombre quería estafarla.

“Llamó 6 veces a contar el drama antes de hacer la llamada en la que me pidió el dinero. Cuando dije que no caería en su estafa, me colgó. Una hora después, envío un mensaje: ‘acá tiene la ubicación que quería’”, y después se dio cuenta que realmente no estaba en Antioquia, como él se lo había indicado. El sujeto la bloqueó en WhatsApp.

Acto seguido, Carolina procedió a hacer labores de detective: rastreó la ubicación del galán y resultaba que dio con que estaba muy cerca al centro penitenciario Las heliconias, en Florencia: llegó a la conclusión de que muy seguramente fue seducida por un convicto.

Posteriormente, en un trino dedujo cuál era la estrategia del victimario: “Habían encontrado el arma del agregado en su camioneta. Porte ilegal de armas le daría de 9-12años de cárcel. Le pidieron 3′000.000 para dejarlo libre y dijo solo llevar 2′125.000. Es un resumen ejecutivo del trabajo de 2 semanas para tratar de ganar $875.000″.

Después, aclaró que las fotos que el hombre utilizó no eran reales, sino que fueron robadas de otro perfil para hacerlas pasar como suyas y así engañar a mujeres en aplicaciones como Tinder y Badoo.

Captura de pantalla de Twitter (@HIADA)Captura de pantalla de Twitter (@HIADA)Captura de pantalla de Twitter (@HIADA)

Finalmente, Carolina aclaró que las fotos fueron robadas de un perfil real; incluso, mostró la cuenta de Instagram de quien, aparentemente, es la persona que aparece en las postales. Además, tras padecer este caso decidió poner la denuncia en el portal web de la Policía Nacional, pero señaló que luego de escribir los 4000 caracteres especificando su caso la página le arrojaba un ‘error’, por lo cual no tuvo otra alternativa que exponerlo en Twitter.Captura de pantalla de Twitter (@HIADA)Captura de pantalla de Twitter (@HIADA)

Actualmente, aquel hilo de trinos alcanza más de dos mil ‘me gusta’ y ha sido compartido en casi 1.200 ocasiones, contando ‘retuits’ y ‘trinos citados

INFOBAE

El Pulso del Tiempo

Noticias relacionadas

Abrir chat
¡Hola! ¿Tienes una denucia que hacer?